Reducir la factura eléctrica con autoconsumo fotovoltaico es una realidad en España

El autoconsumo fotovoltaico es una realidad desde hace tiempo en España. Cada vez hay más usuarios que utilizan este sistema para reducir sus facturas eléctricas, tanto a nivel de empresa como de particulares.

El uso de la energía solar como sistema de abastecimiento crece cada día más en nuestro país, siendo muchas las famílias y empresas que optan por instalar kits de autoconsumo fotovoltaico para generar su propia energía. El autoconsumo fotovoltaico es un sistema que todavía es desconocido por mucha gente pero que, sin embargo, es una opción real y efectiva para conseguir reducir el importe de la factura de la luz.

¿En qué consiste el autoconsumo fotovoltaico?

Explicado de una forma sencilla, el autoconsumo fotovoltaico consiste en instalar unos paneles solares fotovoltaicos para convertir la energía solar en energía eléctrica, inyectando esa energía a la red eléctrica interna de la vivienda o suministro mediante un inversor de conexión a red. Con esta inyección de energía eléctrica en nuestra red interna, conseguimos que esa energía producida por los paneles sea consumida antes que la de la red externa.

Un sencillo ejemplo: si en un momento determinado estamos generando 1.000W de potencia con los paneles solares y nuestro consumo es de 1.200W, en este momento estaremos consumiendo los 1.000W de energía producida por nuestros paneles y solamente 200W de la red eléctrica de suministro, con lo que nuestro contador eléctrico solo contará un consumo de 200W.

¿Por qué hacer autoconsumo?

Si vemos el anterior ejemplo, la razón es obvia, ya que podemos conseguir un ahorro considerable en nuestra factura eléctrica. Además, una instalación de este tipo se puede llegar a amortizar en pocos años si la comparamos con la vida útil de la instalación (vida estimada de 25 años).

¿Cuáles son las características ideales de una instalación de autoconsumo?

Aunque se puede hacer autoconsumo para todo tipo de suministros y potencias, tenemos que decir que, con la normativa que hay actualmente vigente, salen más favorecidas (menos trámites y más sencillos) las instalaciones de autoconsumo de menos de 10kW, por lo que la mayoría de los nuevos usuarios del autoconsumo fotovoltaico son particulares o empresas que necesitan instalaciones de autoconsumo menores de 10kW de potencia.

Otro factor normativo que simplifica los trámites de la instalación es que se haga un autoconsumo total, es decir, que no se inyecte nada de energía a la red de suministro externa a nuestra instalación. Ponemos un sencillo ejemplo para entender mejor qué significa inyección a red: si en un momento determinado estamos generando 1.000W de potencia eléctrica con los paneles solares y nuestro consumo es de solo 600W, en ese momento estaremos consumiendo 600W de la energía producida por nuestros paneles e inyectando a red los 400W que no consumimos.

Esto se podría entender como regalar esos 400W de energía eléctrica a nuestra compañía suministradora, pero con la normativa vigente eso no puede ocurrir. Es decir, o no inyectamos nada a la red o tenemos que darnos de alta como productores de energía para vender la energía sobrante a la compañía. Esto es algo que complica mucho los trámites de legalización y mantenimiento de la instalación y, teniendo en cuenta que son pocos los ingresos que podemos obtener, normalmente no compensa el gasto y los trámites que hay que hacer.

Por este motivo se están instalando cada vez más los kits de autoconsumo sin inyección a red, también llamados de inyección cero o de vertido cero. Son kits que, además de paneles solares fotovoltaicos e inversor de conexión a red, cuentan con un analizador de red o vatímetro, que es el encargado de controlar nuestro consumo eléctrico real en todo momento para adaptar la inyección del inversor a, como máximo, nuestro consumo. De esta manera se maximiza el ahorro sin inyectar ningún sobrante a red.

Hoy en día podemos encontrar diferentes kits de autoconsumo fotovoltaico sin inyección a red; en nuestra tienda online Ecofener disponemos de diferentes modelos de marcas especializadas que se adaptan al tipo de instalación más adecuado en cada caso, con kits que se pueden instalar a partir de sólo unos 1.000W de potencia (unos 5 paneles de 190 o 200Wp).

¿Cuál es la normativa sobre autoconsumo en España?

De forma resumida, este sería el procedimiento para poder legalizar una instalación de autoconsumo fotovoltaico de menos de 10kW y con autoconsumo total (sin inyección a red):

  1. Licencia de obras y autorizaciones municipales.
  2. Solicitud del punto de conexión a la compañía distribuidora.
  3. Certificado de instalación en baja tensión o acta de puesta en servicio.
  4. Revisión de la compañía distribuidora.

 

Fuente:Comunicae

eco-logros.es es un blog con notícias variadas sobre ecología con temas como medio ambiente, ecología, sociedad, industria y energia.