ROCKWOOL quiere conseguir una mayor concienciación del medio ambiente

La empresa danesa muestra como sus productos pueden acercar la construcción a los valores reivindicados en el Día Mundial del Medio Ambiente

Las Naciones Unidas instauró el Día Mundial del Medio Ambiente en 1972. Desde entonces cada 5 de junio ha sido una jornada reivindicativa en favor de la preservación del medio natural. ROCKWOOL, fabricante de lana de roca y proveedor de sistemas, es una empresa comprometida con el medio ambiente y quiere aportar su granito de arena a esta a causa a través de sus productos y sus procedimientos.

Actualmente, aproximadamente el 87% de las necesidades de energía de todo el mundo se cubren con el consumo de combustibles fósiles, provocando grandes emisiones de CO2 a la atmósfera. ROCKWOOL quiere contribuir a reducir estas emisiones a través de la construcción sostenible.

En Europa, el 40% del consumo energético tiene su origen en los edificios. Jordi Bolea, Responsable de Relaciones Institucionales de ROCKWOOL, afirma que “si logramos que todos los edificios sean energéticamente eficientes, el ahorro que obtendremos será inmenso, y no sólo en términos de costes energéticos sino también en la reducción de emisiones de CO2”.

 

Materiales naturales

ROCKWOOL fabrica todos sus productos en lana de roca volcánica, un material natural muy abundante en el planeta y que además es 100% reciclable. Las características naturales de la lana de roca la convierten en un excelente material de construcción, que no sólo es sostenible, convierte los edificios en eficientes.

La lana de roca actúa como aislante térmico y acústico. Además de ofrecer confort a sus usuarios, permite que los edificios reduzcan su consumo energético ya que el aislante en lana de roca mantiene mejor la temperatura interior que otros materiales. A esto se le tiene que añadir que además de sostenibilidad, ofrece una gran protección contra el fuego, ya que se trata de un material ignífugo, así como una gran durabilidad sin casi mantenimiento.

 

Rehabilitar antes de construir de nuevo

Jordi Bolea recuerda que ROCKWOOL es una empresa que apuesta fuerte por la rehabilitación de los edificios. “Consideramos que no solo ha de ser sostenible la construcción nueva, sino que cada vez cobra más importancia la rehabilitación de los antiguos edificios ya que por su antigüedad contribuyen notablemente al deterioro de la capa de ozono”, explica el portavoz.

ROCKWOOL ofrece una gran gama de productos no solamente pensados para la obra nueva, también para los trabajos de rehabilitación. Aquí también es donde se aprecia las propiedades de la lana de roca ya que ofrece una mejor adaptabilidad y manejabilidad que otros materiales de construcción.

Toda la gama de productos ROCKWOOL destacan por el “4 en 1”: una combinación única de los beneficios obtenidos gracias a la lana de roca, en términos de seguridad (protección contra el fuego), confort acústico, durabilidad y desarrollo sostenible. Una combinación que garantiza una oferta de productos y servicios con unas elevadas prestaciones.

 

Fuente:Comunicae

eco-logros.es es un blog con notícias variadas sobre ecología con temas como medio ambiente, ecología, sociedad, industria y energia.