Economía Lineal, El principio del final

Vivimos en una sociedad en la que el consumismo está a la orden del día, la gente consume objetos de un solo uso o productos más baratos y de poca calidad porque prefieren tenerlo de manera rápida sin importarles realmente si les durara mucho o poco, la cuestión es tenerlo cuando ellos quieren.

A parte de eso sabemos que en nuestra economía lineal los productos se están especializando y especificando más y eso lo único que hace es que tengan una vida más corta, estas características lo que están promoviendo es que tengamos una sociedad en la que se prioriza la cantidad a la calidad y la propiedad al uso con los factores de riesgo que eso genera para no solo nuestro planeta sino que al fin y al cabo para nosotros mismos como problemas de salud, medioambientales, psicológicos etc..

En la economía lineal que tenemos actualmente, nosotros somos simples números de cifras de dinero para las grandes corporaciones que lo que buscan es sacarnos el mayor partido vendiéndonos todo los que nos puedan y más y la verdad es que os sorprenderíais si pusiéramos todos los objetos o productos que compramos y no sirven para algo en concreto o no tienen una necesidad clara o especifica.

Cada vez queremos más productos y más nuevos ya sean por que sacan un nuevo modelo, lo actualizan, diferentes características, colores etc…  Básicamente de esto se alimenta nuestro sistema de economía lineal, de un consumismo desenfrenado que se ha ido creando he implantado en las mentes de los consumidores poco a poco.

En nuestro sistema económico se suelen evitar los conceptos de durabilidad, sostenibilidad, calidad, materiales, origen, reutilización etc… Se evitan por que como hemos comentado antes, a las grandes superficies y corporaciones no les interesa que los consumidores se preocupen por las especificaciones de sus productos, si son respetuosos con el medioambiente, reutilizables, ecológicos etc…

No les interesa porque en la mayoría de casos eso supondría un mayor coste para la producción y fabricación de los productos cosa que a las empresas no les vendría bien obviamente.

 El sistema de economía lineal tiene un principio y un final, es decir se diseñan productos para ser utilizados y tirados. En cambio la economía circular es la que fomenta que los productos sean respetuosos y consecuentes con el medioambiente, que su producción y fabricación sea realizada con el menor índice de contaminación posible, que se puedan reutilizar varias veces y que no sean de un solo uso etc…

Con todo lo que hemos escrito podemos sacar conclusiones claras. Ahora nuestro sistema de economía lineal no lo vemos para nada algo diferente o problemático  pero está claro que en un futuro, si no empezamos ya poco a poco a cambiar hacia un sistema circular, los recursos desaparecerán y problemas como el cambio climático harán que nuestro planeta tenga fecha de caducidad.

eco-logros.es es un blog con notícias variadas sobre ecología con temas como medio ambiente, ecología, sociedad, industria y energia.